Crecimiento en la adversidad – Dr. Charles Stanley

Rate this post

Crecimiento en la adversidad

En este mensaje, el Dr. Stanley nos enseña a aceptar los propósitos de Dios al permitir que pasemos por momento de adversidad. Y nos recuerda que debemos elegir ver la adversidad como una oportunidad y no como un obstáculo. Cuando lo hacemos, crecemos en nuestra semejanza a Cristo.

Comience su día con el emocional gratuito en contacto. Suscribase hoy mismo.
En contacto, el Ministerio de Enseñanza del Doctor Joe Stanley alcanzamos al mundo con el evangelio de Jesucristo por medio de una enseñanza bíblica sólida.
Hoy en el programa contacto. Crecimiento en la adversidad
Cuando nace un niño, es normal esperar que ese niño crezca, anhelamos que camine y ver otros logros a los dos, o a los cinco, quizás a los trece, diecinueve, veintiuno, veinticinco, y así sigue, porque eso es lo normal que suceda.
Y si un niño no crece, sabemos que hay un problema grave.
Lo mismo es cierto en la vida cristiana.
Al aceptar a Cristo como su salvador, la Biblia dice que ha nacido de nuevo, y por ser un nuevo nacimiento, debemos crecer en nuestra relación con Cristo, debemos crecer en nuestro entendimiento de quién es él y cómo obra en nuestra vida, y crecer en nuestro entendimiento de las dificultades que pasamos cómo debemos reaccionar.
Y al leer en la escritura, por ejemplo, el apóstol Pablo, nos recuerda en Efesios cuatro, versículo quince, Dice, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, y luego Pedro dice algo similar en segunda Pedro, en el último versículo de la Epístola, dice, antes bien, crecer en la gracia y conocimiento de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad, Amén.
Y en toda la Biblia vemos que hay muchos versículos que hablan del crecimiento.
Y hoy quisiera hablar de nuestro crecimiento en la adversidad. Tendremos adversidades en la vida.
Tendremos esos momentos difíciles en la vida que pudiéramos considerar un revés, o bien pueden ser tiempos que nos hagan crecer en semejanza a Cristo, ¿no?
Y en su voluntad para nuestra vida. Lo que deseo que veamos es esto. ¿Cómo crecemos en esos momentos?
¿Puede detenerse en medio de todo y culpar a Dios o alguien más? ¿Y qué hace?
Escuche esta frase, no sufra en vano.
O sea, si voy a sufrir, que no sea un desperdicio, no me gusta sufrir ni el dolor, pero sí es inevitable, no quiero que sea en vano, quiero crecer de alguna manera, para poder crecer espiritualmente en la adversidad, dependerá de dos cosas.
Si la verdad deseo crecer, y la primera es esta, entender el propósito de Dios para eso.
O sea, como seguidor de Cristo, ahora alguien que no ha aceptado a Cristo como su salvador, si causa alguna adversidad en su propia vida, sin duda su sufrimiento, como dice la Biblia, porque la paga del pecado en muerte, y la Biblia dice, que cosechamos lo que sembramos, así que estamos hablando de creyentes, que están pasando alguna adversidad en su vida.
Así que hay que entender el propósito de Dios.
Y quisiera asegurarme de que tome notas porque no en algún momento se verá en una de estas situaciones y una de las razones principales por la que Dios permite Adversidad en nuestra vida es para captar nuestra atención.
Vivimos a nuestro modo sin tomar en cuenta a Dios, Y a veces hacemos caso omiso cuando Dios trata de decirnos en oración, o mediante otra persona, lo que él quiere que hagamos o lo que que pensemos o lo ignoramos.
Pero llega a la adversidad y, de repente, Dios tiene nuestra tensión exclusiva, señor.
¿Qué estás haciendo en mi vida?
Una segunda razón que, sin duda, es cierta, según vemos en la vida del apóstol Pablo, y es vencer el orgullo en nuestra vida.
Le va muy bien y todo le sale bien, no tiene tiempo para nadie. De hecho, piensa de otros.
¿Por qué no se valen por sí solos y por qué les va tan mal?
Y él Apóstol Pablo dijo que la razón por la cual tenía ese aguijón es porque Dios lo ayudaba para que no se volviera orgulloso.
Dios le había dado entendimiento grandes, privilegios en este capítulo doce, de segunda de corintios desde el versículo diecisiete, Aquí dice que en una de las razones principales fue evitar que se volviera orgulloso y arrogante.
Y piénselo, en las epístolas de romanos, primera y segunda de corintios, gálata, Efesio, Fírmese Colosence y todas las demás, La gran sabiduría por la cual nos guiamos, dijo que Dios le mandó un aguijón en la carne para usarlo para que no se volviera orgulloso y arrogante, y Dios no pudiera usarlo.
Y, Otra razón por la cual pasamos por la adversidad es para recordarnos de nuestra debilidad.
Si queremos que somos fuertes y que podemos solos, y vamos por la vida sin nunca pedirle a Dios fortaleza, sabiduría y dirección para la vida, lo que sucede es que nos creemos competentes, Pero Dios sabe cómo debilitarnos y nos recuerda nuestra debilidad, Mire, no es para dejarnos débiles, sino para recordarnos quién es la fuente de nuestra fortaleza.
Nuestra fuerza viene de Dios todopoderoso, y a veces nos tienen que recordar eso, y Dios sabe justo que mandara nuestra vida para recordárnoslo.
Y otra razón por la que Dios manda a nuestra vida, o la permite la adversidad, es para que odiemos el pecado.
Ahora, la biblia dice que la paga del pecado es muerte, en toda la biblia vemos que el pecado tiene penas.
Ya hay sufrimiento, pesar, adversidad como fruto del pecado.
Y es natural, que Dios permita la adversidad del pecado en la vida de alguien que escoge picar contra él.
Y dios permite el sufrimiento.
Sabemos el principio a menudo, lo citamos, cosechamos los que sembramos más y después de sembrarlo.
Como resultado, sentiremos el impacto del pecado en nuestra vida.
Y también, Dios permite a la adversidad para demostrar su fidelidad.
A veces pasamos por adversidad las cosas, se torna muy difícil.
Alguien que vive solo, por ejemplo, o tiene un problema económico en todo eso, a qué sucede.
Dios demuestra su gran fidelidad cuando no tenemos a dónde más ir. Entonces, lo buscamos.
Dependemos de él, porque nuestro dios es fiel.
O sea, él es confiable, es leal, siempre está allí en cada circunstancia de la vida cuando sea que lo necesitemos.
Entonces entendemos su fidelidad en nuestra mayor necesidad.
Dijimos entender el propósito de Dios para la adversidad.
Y segundo, ¿cuál es la reacción adecuada? Ver qué proviene de Dios.
Es decir, cualquier cosa que venga, mire, al aceptar a Cristo como su salvador, el Espíritu Santo vino a reinar en su vida, Así que, Dios le guía y le dice: Sobre ti, fijaré mis ojos.
Te enseñará el camino en que debes andar, y lo hace.
Y al leer la palabra de Dios, y pienso en lo que ocurre. ¿Cómo verlo?
¿Cómo que viene de Dios? Porque Dios tiene en mente algo que sé que es lo mejor, y uno de mis versículos favoritos que citamos es este, y sabemos que a los que aman a Dios todas las cosas le ayudan.
A bien esto es a los que conforme a su propósito son llamados. ¿Usted entregó su vida a Cristo?
Dice que Dios hará que algo bueno pase.
Y, si lee la palabra de Dios, y por eso le digo que lea una porción todos los días, porque a veces es exacta.
Está ya justo a la medida Porque Dios sabe qué pasará ese día.
Y nuestra reacción debe ser algo así. Señor, ¿cuál es tu meta con esto en mi vida?
Sé que no deja que esto pase, porque si, ¿cuál es tu meta?
Hace mucho tiempo aprendí que si voy a sufrir y voy a experimentar dolor y, si voy a sufrir por algo, le sacaré mayor provecho.
Primeré toda la verdad que pueda, que aprenda algo, que valga la pena, el sufrimiento.
No olvide eso. Señor, ayúdame a aprender algo que valga la pena del dolor que estoy pasando ahora.
Y luego, brinda su voluntad a Dios. Esa siempre es la reacción adecuada.
Señor, no lo entiendo por completo, pero me entrego a ti.
Lo que tengas en mente, señor, sé que es para mi bien, mi bien, por ser uno de tus hijos.
Así que confío en ti, lo dejo en tus manos.
Creo que sabes qué es lo mejor para mi vida, y que tienes el mejor plan para mí sea que lo entienda.
O no lo entienda. Así que voy a entregarme a Dios, y luego, descansar por fe en su fidelidad.
Señor, No lo entiendo todo. Quisiera, pero no lo entiendo. Pero descansaré en tu fidelidad.
Y su fidelidad significa que Dios es leal en cada situación.
Ahora, justo lo que prometió hacer, Por ejemplo, usted dirá, no sé qué hacer, ¿a dónde iré en esta área?
Y Dios le dice sobre ti fijaré mis ojos, Te enseñaré el camino en que debes andar.
¿Cree que Dios hará eso? ¿Cree usted que Dios es fiel?
Entonces, al pasar por adversidad, puedo descansar en su fidelidad que Dios hará lo que ha prometido, que en esta situación o circunstancia, Aunque no me gusta y sufro y es doloroso, aunque me malinterprete o el caso que sea confiar en ti, Señor, descansaré en tu fidelidad.
Que me ayudarás de un modo que sea agradable y honorable a ti, señor.
¿En segundo lugar diría esto?
Algunas verdades Bíricas reafirman la idea, que la meta de Dios para nuestra adversidad es nuestro crecimiento espiritual.
Piense en esto, algunas verdades bíblica afirman la idea, de que el propósito de Dios en nuestra adversidad es nuestro crecimiento, y piénselo, Esta es la forma más eficaz de Dios, de aumentar nuestra fe y compromiso a él.
Porque es cuando pasamos por pruebas que nos vemos forzados a confiar o no en Dios.
Y estoy pasando por alguna prueba y confío en Dios, y quizás Satanás diga quién te crees que eres.
Dios no contestará eso. ¿Sabes qué? Más vale que lo encare, lo que está pasando te acabará contigo. No.
Dios le será fiel sin importar lo que pase.
Es una de esas herramientas que usa Dios para fortalecer nuestra fe y compromiso a él.
¿Y qué sucede? Usted pasa por un tiempo difícil y Dios contesta sus oraciones, le libera, y usted alaba a Dios.
¿Y qué ocurre? Escuche con cuidado.
Cuando Dios le ha acompañado en alguna adversidad y le saca de eso, es como que Diosfortalece la base de su vida en su fe, en él.
Porque puede ver atrás y decir, ¿me sacaste de eso?
Gracias, señor, Y me ayudaste en esto y en esto, y me ayudaste en esto, y por eso es que conocemos personas muy firmes en su fe, aunque han Pasado por todo, ¿por qué?
Han reaccionado del modo de vida y reconocen que cada experiencia que pasaron era para fortalecer el fundamento de su fe inquebrantable que estará allí y durará hasta los últimos días de su vida.
Así es, Dios. Piense también en esto.
El aspecto en que experimentamos más adversidad, es ajena en el cual Dios está obrando para lograr nuestra madurez espiritual.
El aspecto de nuestra vida en que experimentamos más adversidad, Si yo preguntara cuántos están pasando hoy por algún tipo de adversidad, o conocen a alguien, o quizás todos levantarían a mano.
Bien, hagas esta pregunta. ¿Cuál es la meta de Dios en eso?
¿Cuál es su propósito en eso?
Dios no solo está en el proceso de ayudarnos a entender, sino que está madurándonos por dentro.
No es algo que leímos o escuchamos. Hay consagración espiritual. Hay madurez espiritual.
Hay fortalecimiento espiritual que ocurre en nuestra vida, y nadie más lo ve.
No sé necesariamente es algo que se sienta hasta sabe cuando lo siente la próxima vez que frente a un revés, y se ha tentado, probado, y se dé cuenta Gracias, señor, no me siento igual que antes.
De algún modo puedo ver cómo estás en esto. ¿Maduramos por dentro, invisible, men?
Pero no invisible para Dios.
Y la voluntad de Dios es que crezcamos continuamente en nuestra vida cristiana.
Y eso será determinado por dos cosas. Por dos cosas.
O bien veo todo este sufrimiento y dolor.
Como una oportunidad, entre Dios y yo, para crecer en mi vida cristiana, o la veo como un obstáculo.
Mire, la presencia de Jesús en usted mediante el Espíritu Santo, es para enseñarle y darle entendimiento, y facultadle, ayudarle, fortalecerle en su relación con Dios, Para que crezca, sea más fuerte, tenga mayor entendimiento.
Y escuche, para crecer en nuestra relación con Dios Todopoderoso, es una oportunidad, no, un obstáculo.
Solo se vuelve un obstáculo cuando lo veo como un obstáculo en lugar de verlo como una oportunidad.
Y sufro las consecuencias de la falta de fe. Y debo encararla.
Entonces, ¿cómo enfrenta usted la adversidad en su vida?
Solo piénselo por un momento.
Creyendo que Dios está en medio de eso.
Y que Dios le acompañará.
Y caminará con usted cada día que sea necesario hasta que él le saque adelante.
Ahora, sino aceptado a Cristo como su salvador, amable, amigo.
No sé cómo piensa que viviré en este mundo y esta vida, sin Cristo, Siendo feliz, con gozo y paz en su vida, no será así.
Quizás trate de encubrir su adversidad y el agente lo hace con alcohol, drogas, sexo, dinero, etcétera.
Nada de eso puede satisfacer, el corazón humano.
Solo una relación personal con Dios mediante Jesucristo. Y puede decir lo que quiera.
De esas cosas y cuán necesarias son, pero no lo son.
Lo único que es indispensable para una vida, con paz, gozo, felicidad y satisfacción.
Incluso en tiempos difíciles, adversos de prueba, es una relación personal y cercana con Cristo. ¿Qué comienza?
En el momento en que está dispuesto a confesarle sus pecados, y decirle lo mejor que pueda que usted cree que su muerte en la cruz.
Y su sangre derramada, hicieron posible que le perdone. Mire, yo entiendo, escuche bien.
El hijo unigénito de Dios, Jesús vino al mundo con el propósito principal de dar su vida.
Para que pudiésemos ser salvados, y un día ir al cien.
Fue en la cruz, que él pagó la pena de todos todos nuestros pecados y los del mundo entero.
Fue crucificado. Y al derramar su sangre, derramó su vida.
Ese fue el requisito de Dios que su hijo, libre de pecado, perfecto, nacido de una virgen.
Enviado al mundo con el propósito de morir por nuestros pecados, fue a la cruz, murió en la cruz para pagar, toda su deuda de pecado.
Por eso, al aceptarlo, como su salvador personal, sus pecados son expiados por la eternidad.
Ahora, si eliminamos la cruz, Y usted muere, y enfrenta a Dios.
Serían usted y sus pecados frente al Dios santo.
Y mire, no hay nada que alegar. No tiene excusa.
No hay suficientes buenas obras que digan que lo merece, porque en verdad nadie lo merece.
Pero es Cristo, y su muerte en la cruz que pagó toda su deuda de pecado.
Y si muere sin él, será un error eterno.
Y deseo alentarle en cualquier adversidad que enfrente, que reconozca.
Que Dios no está en su contra, sino que Dios está presionándole, para que se vuelva él y tenga el don de vida eterna.
Padre, cuán agradecido estamos.
Que tu don de vida eterna es tan grande que abarca a todos en el mundo entero.
Y tu amor es tan grande, que abarca todos en el mundo entero.
Nos humillamos ante ti y reconocemos que no lo merecemos, sino porque no samas.
Tenemos el don de tu perdón y limpieza.
Así que te pido por quienes pasan por alguna adversidad en su vida.
Que su reacción después de escuchar esto sea volverse a ti Y pedirte sabiduría.
Para ayudarles a entender lo que están sufriendo en la vida.
Señor, este mundo está lleno, saturado, repleto, atascado y cargado. De adversidad.
Enséñanos a los creyentes seguidores tuyos.
Hacer de bendición, Señor, a quienes no se rodean en el nombre de Jesús.
Amén,

Read More:   Cómo transmitir nuestra fe – Dr. Charles Stanley

 

Back to top button