Vida eterna: ¿La quiere usted? – Dr. Charles Stanley

Rate this post

Vida eterna: ¿La quiere usted? – Dr. Charles Stanley

La búsqueda de una vida mejor domina nuestra cultura. Aunque ese objetivo no es intrínsecamente malo, a menudo nos lleva a descuidar nuestro interés por la vida venidera. En este mensaje, el Dr. Stanley cambia el enfoque de esta efímera existencia que tenemos aquí en la Tierra a la vida eterna que Dios promete a los que creen en su Hijo, Jesucristo.

Comience su día con el emocional gratuito en contacto. Suscribase hoy mismo.
En contacto con el Dr.
Charles Stanley alcanzamos al mundo con el evangelio de Jesucristo por medio de una enseñanza bíblica sólida.
Hoy en el programa: en contacto, vida eterna, ¿la quiere usted?
Hoy en día hay un creciente y marque interés en la longevidad, o sea la duración de nuestra vida.
De hecho piense en todo el énfasis que existe en la buena salud, Y al dar un vistazo a la televisión, la publicidad de todo lo que se puede hacer para fortalecer y extender su vida, y lo mismo es cierto, en la radio de las imprenta salen libros y libros y libros sobre la salud.
Y revistas llenas de artículos con idea sobre la salud que supuestamente prolongan su vida o se supone que al menos mejoran la calidad de vida.
Y claro, los ambientalistas siempre nos advierten de los riesgos, para nosotros, y de hecho estoy seguro de que más gente compra suplementos nutricionales más que nunca en la historia de nuestra nación.
Hay un asombroso interés en tener una larga vida, lo que es normal, y vivir bien, tener una mejor calidad de vida.
Así que, Nos interesamos más en la calidad de nuestra comida, nos preocupamos más por el ejercicio y ahora también hacemos meditación.
De eso venimos hablando hace tiempo.
De pasar tiempo a solas con él, claro, mucho de lo que hoy llaman meditación.
No tiene que ver con Dios pero es meditación.
Y en algún momento alguien tuvo la idea de que eso ayuda a alargar su vida o al menos a mejorar su calidad de vida.
Una de las cosas que he notado acerca de esto es Que todo el énfasis en vivir, que en sí no es malo todo ese énfasis en vivir, está aquí y ahora.
Es primordialmente terrenal. Cómo vivir mejor ahora, vivir más ahora, mejorar la calidad de vida ahora, que sin duda es muy natural, pero no se escucha mucho sobre qué hay de la otra vida, porque verá, vamos a morir.
Es absolutamente inevitable. La Biblia dice: Está establecido para los hombres que mueran una sola vez y después de esto el juicio.
Pero eso no pareciera interesarle mucho a la gente, la mayoría de su tiempo, su interés, sus lecturas, sus estudios, y su disciplina, se consumen el aquí y ahora una vida buena hora, larga vida ahora lo mejor posible, pero cuando leemos la Biblia, El énfasis sin duda está en una vida consagrado ahora, pero una y otra vez hay avisos y advertencias, de que hay una vida después de esta, hay una vida después de la muerte.
El asunto es, ¿estamos listos para ella?
O tenemos algún interés genuino en la vida eterna y simplemente le formulo esta pregunta. ¿Le interesa la vida eterna?
¿Sabe lo que es? ¿Sabe cómo obtenerla?
Usted es consciente de que puede tenerla y puede tener plena certeza de ella?
De eso deseo hablarle en este mensaje, simplemente esto: vida eterna. ¿La quiere usted?
Y lo invito a buscar en primera de Juan, capítulo cinco, Juan deja muy muy en claro cómo todos podemos tener vida eterna, podemos verlo en el versículo once.
Y este es el testimonio. Que Dios nos ha dado vida eterna.
Lo primero que quiero decir es esto, la vida eterna es un don de Dios.
La vida eterna es un don de Dios.
Por ejemplo, dice aquí, y también en un pasaje muy conocido en romanos capítulo seis, veintitrés donde dice: Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.
Es muy claro en toda la biblia que la vida eterna es un don de Dios, no es algo por lo que trabajamos, o algo por lo que pagamos, ni es por eso que adoramos, sólo es un don de Dios de él.
Esta duración eterna de la vida que implica comunión, compañerismo, unión y amistad con Dios quien envió a su hijo al mundo para que todos pudiéramos ser salvo tener el perdón de pecados y el don de vida eterna.
Sin duda eso debería interesarle. Bueno, al considerar el hecho de que es un don eso debería despertar su interés.
Mire esto, en ningún lugar de la biblia dice que Si trabaja tantos años, se ganará el don de la vida eterna.
O si paga tanto, podrá comprar la vida eterna preste atención.
No deseo criticar, sino que así es.
Existen tantas cosas por ahí que supuestamente son ciertas, que tienen una mezcla sutil como esta.
Oirá de la salvación por gracia y no por obras.
Pero si sigue escuchando con frecuencia, lo siguiente es el hecho que no se dice pero se insinúa que para ser salvo debemos hacer esto.
Hay que hacer lo siguiente, hay que dar tanto, hay que servir a Dios, hay que hacer todo esto.
Mire, servir a Dios, ofrendar, orar y adorar, son parte de la vida cristiana, y es lo que todos los creyentes queremos hacer, amamos a Dios, queremos hacerlo.
Pero ¿cómo, mire, cómo llega una persona a la vida eterna?
La Biblia dice que es un don, fíjense, no puede ser, no puede ser resultado de lo que hayamos hecho, y a la b ser un don.
O bien es un don, o entonces es un pago.
Por eso la Biblia dice la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna.
Mire, en ningún lugar de la biblia dice que se obtenga por obras, no por obras de justicia, nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia.
Por su misericordia nos salvó, nos perdonó.
Bien, quizá alguien diga, pretende decir que con lo malo que he sido, si se lo pido a Dios me dará el don de la vida eterna?
Déjeme preguntarle esto qué hará al respecto. No puede contestar eso. ¿Por cuánto tiempo lo hará?
¿Cuánto podría pagar? ¿Cuánto podría servir?
Creo que hay gente que se mete en el ministerio porque siente tal culpa por causa de su pasado que creen que de algún modo tienen que pagarle a Dios, hermano, no puede pagarle a Dios, le diré lo tajante que es eso.
Dios ha dejado absolutamente claro que no podemos retribuirle nada.
Por eso mandó a su hijo unigénito, que es Dios en carne humana y anduvo entre los hombres el único ser perfecto.
Lo envió como sustituto nuestro porque nosotros, de ningún modo, podríamos pagar por nuestro pecado salvo al morir, y quedar separados eternamente de Dios quien dijo el alma que pecare esa morirá.
Eso es muy claro. No hay nada vago ni turbio es más claro que el agua en la biblia, establecido para los hombres que mueran después del juicio, el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.
Cree en el Señor Jesucristo y será salvo ausentes del cuerpo y presentes al Señor.
Es muy claro, muy, muy claro.
Es el hombre que no quiere creer la verdad que intenta empañarla, hacerla confusa, borrosa, el mensaje es claro.
La vida eterna es un don.
Es, mire, esa duración sin fin de la vida es la presencia compañerismo y amistad con Dios todopoderoso en un lugar, mire, por fin en un lugar llamado cielo, porque la vida eterna es un don de Dios, cuando se obtiene, se obtiene ahora, Cuando empieza, empieza ahora.
La vida eterna no es algo que recibiría ya cuando muera.
La vida eterna empieza en el momento de esta experiencia que vamos a ver.
El momento en que esta experiencia empieza, usted ya la tiene, y cuánto dura por siempre y para siempre, sin cesar, y mire, nadie puede manipular su don de vida eterna.
De otra manera, no sería vida eterna. Eterna quiere decir sin fin.
La pregunta es esta. ¿Cómo ¿Cómo puedo tener vida eterna?
Bien, hay dos absolutos muy sencillos. La biblia no es ambigua en esto, dos absolutos.
Número uno, para poder tener vida eterna, Debo estar de acuerdo con Dios sobre quién es su hijo.
Escuche estar de acuerdo con su testimonio de quién es su hijo Jesús.
Ahora escuche estos pasajes, por favor.
Versículo diez, el que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo, volveremos a esto en breve.
El que no cree a Dios le ha hecho mentiroso porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su hijo.
O sea, ¿qué dijo Dios acerca de su hijo? Y este es el testimonio.
Que Dios nos ha dado vida eterna y esta vida está en su hijo.
El que tiene al hijo tiene la vida. El que no tiene al hijo de Dios no tiene la vida.
Entonces, ¿cuál es el testimonio? ¿Cuál es la sentencia de Dios todopoderoso sobre su hijo?
Dice que su hijo, mire, su hijo Jesucristo es el hijo de Dios.
Él dijo el que me ha visto a mí el padre yo y el padre uno somos Jesucristo es de edad así como Dios padre lo es.
Así que si la gente le dice bueno espere un momento, yo sí creo en Dios, trata de decirme que si creo en Dios y no creo en Cristo no tendré vida eterna?
Pues escuche lo que dice. El que tiene al hijo tiene la vida, el que no tiene al hijo de Dios no tiene la vida.
No deja lugar a dudas, no puede haber duda alguna al respecto.
Lo que está diciendo aquí es esto.
Lo que debemos hacer para tener vida eterna es estar de acuerdo con Dios sobre quien dice que es su hijo, y dice que su hijo, Jesucristo es su hijo, su hijo eterno, el hijo de Dios.
Jesús confesó ser el hijo de Dios, Pedro dijo: Tú eres el Cristo, el hijo del Dios viviente.
Y en todos los evangelios, fue identificado como hijo de Dios.
El que me ha visto a mí ha visto al padre, yo y el padre uno somos, el que me ha visto a mí ha visto al padre.
Él y el padre uno son, él es de edad.
Cuando alguien dice bueno sí creo en Dios pero no creo en Jesús, entonces escuche.
No importa qué más crea en la vida sino que Jesucristo es divino que es de edad.
Si no cree que él es el hijo eterno de Dios, entonces le haré una pregunta.
¿Por qué murió? Porque de haber sido solo hombre, habría sido pecador.
Ahora escuche, No puede ser como el mundo quiere, no puede ser de esa forma y le mostraré por qué.
No puede creer que Jesús fue un buen hombre, Maravilloso, buen maestro, gran filósofo, sanador, una gran persona en la historia, pero Que no era el hijo de Dios, y por tanto no era Dios, no puede ser así, me dirá si se puede, no, no puede.
Porque Cristo no pudo haber sido un buen hombre, no pudo ser solo un filósofo sin ser todo eso, sin ser el hijo de Dios.
Y si no es dios encarnado en carne humana, y si no está a la diestra del padre intercediendo por nosotros, ¿fue un mentiroso, fue un impostor?
Fue un pasante, fue un fraude.
No puede tener al Jesucristo real a menos que sea Dios, la resurrección, escuché fue la forma en que el padre le puso valor y certeza absoluta ante todo el mundo.
Este no es solo otro líder religioso.
No solo un filósofo, no solo un maestro, ni un predicador más, ni un teólogo más.
Es el Dios vivo que vino, mire, que resucitó de la tumba, porque la muerte no pudo retener a Dios el hijo, reafirmando todo lo que dijo y dándonos la seguridad que necesitamos.
Vea lo que dice la Biblia, ausentes del cuerpo y presentes al Señor. Supongo que aún estuviera en la tumba.
Tal si fuera como los demás líderes religiosos? No tendríamos certeza ni seguridad alguna.
Resucitó de la tumba, nos dio la gran certeza de que él es todo lo que decía Bien primero debe creer quien es él, el hijo de Dios quien vino al mundo a morir en una cruz para perdonar nuestros pecados, pero hay otra cosa.
Lo segundo es que debe estar dispuesto a aceptarlo como su salvador personal.
Estar dispuesto a aceptarlo como su salvador personal.
Ahora, Al pensar, en esta idea de aceptarlo como salvador personal, ¿qué piensa la gente de eso?
Bueno yo creo en Cristo. Pues quiero que piense en algo.
Esto es más claro que el agua, es algo obvio.
Si me escucha, diga amén, escuché esto, no podría ser más claro. Escuche muy bien.
La vida eterna es inalterable, irrevocable e inmutablemente unida a la persona de Cristo.
No se puede tenerlo uno sin lo otro. Escuche esto.
El que tiene al hijo tiene la vida, no solo la vida, sino la vida eterna.
El que no tiene al hijo de Dios no tiene la vida.
Bien, me dirá esto es lo que creo, eso es irrelevante.
Dios dice que para poder tener vida eterna debe tener al hijo.
No se trata de que me guste o no puedo cuestionar muchas cosas, El que tiene al hijo tiene la vida, el que no tiene al hijo de Dios no tiene la vida, punto, eso es todo.
Entonces, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de toda esta idea de creer? Dice así.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad derecho de ser hijos de Dios, A todos los que creyeron en él, lo recibieron a todos los que lo recibieron por fe.
¿Qué significa recibir a Cristo?
Significa mucha atención, significa que acepto el testimonio de Dios padre Dios hijo aceptó el testimonio de la biblia de quién es él.
Que es la única esperanza del hombre el salvador, el camino al perdón.
Si reciba Jesucristo como mi salvador personal significa que acepto personalmente que él es Cristo, el hijo, Jesús, el Hijo del Padre, Jesucristo, acepto quién es él, acepto lo que hizo por mí, que murió por mis pecados, lo acepto y lo aplico a mi vida por fe, acepto quién es él, lo que hizo, y acepto el hecho de que Dios dijo que si creo en él, seré salvo, permíteme definir qué es creer.
Creer en Cristo significa que tengo la plena convicción, o sea, tengo la plena certeza de que Cristo es quien dice ser.
Mire, tengo la plena convicción de que Jesucristo es quien dice ser Y al depositar mi confianza en él, como mi salvador, Puedo entrar en una relación personal y eterna con él.
Es la plena convicción de que Jesús es quien dice ser y al depositar mi confianza en él, creo que eres lo que dices, Al poner mi fe en él, lo que implica creer en lo que hizo por mí en el calvario, puedo entrar por fe en una relación personal y eterna con él.
Por tanto decir yo creo acerca de Jesús, eso no es creer en Jesús.
Un día llegará al final de su vida.
Y lo que ha creído todos estos años será indiferente en absoluto si ha rechazado a Cristo todo ese tiempo.
Mire, entiendo que puede ser un poco difícil quizás por su pasado o su trasfondo en la vida, cualquiera que sea su religión, No tengo nada personal en mente.
Me interesa una sola cosa que sepa solo la verdad?
Que cuando llegue el momento en que cierre sus ojos en esta vida Y los abra en la venidera, solo quiero asegurarme de que no sea un momento aterrador.
Un momento trágico Un momento tormentoso.
Cuando se vuelva se vuelva incontrolable e histérico, porque sabe que al exaltar su último suspiro, va hacia una sin fin, incierta, desconocida, eternidad, de la que no sabe nada.
Hay una sola forma de evitar eso y es así.
Aceptar lo que Dios padre dijo de su hijo, que hay un solo Jesús.
Él es el unigénito del padre, quien vino al mundo en su perfección sin pecado para morir por nuestros pecados.
Y en el momento que le pida perdón por su pecado, con base en quién es él el gran perdonador, y basado en lo que hizo, saldó su deuda de pecado, y ponga su fe en él pasará a ser hijo de Dios.
Su futuro eterno quedará seguro por siempre y él vendrá a vivir en usted para permitir que viva una vida piadosa.
De eso se trata todo esto.
El don de vida eterna es suyo con solo pedirlo, y suyo solo al creer, ¿lo quiere?
Si es sabio, lo tomará.
Solo haré una oración, una oración breve, pero es suficiente.
Si está dispuesto a hacer esta oración de todo corazón, sea quien sea, de todo corazón, si está dudoso, hágala de esa forma.
Si usted sabe que nunca ha recibido el don de vida eterna, puede tenerlo en breves momentos y acepta el hecho, la verdad de que el hijo de Dios es quien dice ser.
Él es en verdad del hijo de Dios, Jesucristo.
Si está dispuesto a creer el testimonio de la biblia sobre él en estos momentos, mire todo, su futuro y destino puede cambiar.
En el momento en que diga sé.
Creo que Jesucristo es el hijo de Dios que murió en la cruz por mi pecado y lo acepto como mi salvador personal.
Oremos. Padre, Te pido que el Espíritu Santo penetre en cada corazón presente, que ha escuchado este mensaje, por los que estén llenos de dudas, te pedimos que las despejes ahora.
Para quienes saben de corazón que nunca han tomado esta decisión crucial que afectará a todo su destino.
Dales la valentía y la fe sencilla para hacer esta oración a ti.
Creyendo de todo corazón porque no hay por qué dudar que has escuchado y contestado a un mientras oran.
Oré de esta forma, Padre Celestial, sé que pecado contra ti.
Te pido que perdones mi pecado Creo que Jesucristo es tu hijo Creo que cuando fue a la cruz del calvario, saldo mi deuda de pecado Por Fe recibo a Cristo como mi salvador personal Ahora mismo, acepto tu perdón, y el don de vida eterna mediante Jesucristo, el señor, ahora mi señor, en su nombre oro, Amén.
Si usted hizo esa oración, nunca será el mismo.
Y no tiene que preocuparse por la muerte, porque cuando le llegue, las cosas mejorarán al instante.
Porque tiene el don de la vida eterna.

Read More:   Los fundamentos de la fe – Dr. Charles Stanley

 

 

 

Back to top button