Escucha esta Historia | Joyce Meyer

Rate this post

Escucha esta Historia | Joyce Meyer

Síguenos en nuestros canales de redes sociales

Hay una nueva empleada en el supermercado.
Esta nerviosa es su primer día.
ESE ERA Yo cuarenta y cinco AÑOS ATRÁS.
Yo ENTRÓ CON EL BROCHE DE JESÚS PUES ¿ALGUIEN RECUERDA EL BROCHACITO ESE?
ESOS ERAN POPULARES, ERA UN BROCHA SOTO Que DECÍA JESÚS.
Y CLARO, Yo SIEMPRE ANDABA PURADA PORQUE TENÍA Que LLEGAR A CASA Y LLORAR.
ASÍ Que ESTA JOVEN NOVELA what you’re going to do.
You’re going to work with me. You’re going to work with me. You’re going to work with me.
You’re going to work with me. You’re going to work with me. You’re going to work with me.
You’re going to work with me.
You’re going to work. You’re going to work with me. You’re going to work with me.
You’re going to work with me. You’re going to work with me. You’re going to
MIRE ESO No ES AMOR.
PORQUE ESO No ES PACIENCIA Y ESO ES LO Que HACE Que A LA GENTE LE CAIGAN MALOS CRISTIANOS.
Yo TENÍA MI BROCHEZOTE DE JESÚS, PERO LA HICE A ELLA SENTIRSE MAL.
PERO EL AMOR No TIENE Que PONERSE EL BROCHECITO.
EL AMOR ES DECIRLE.
MIRA, No TE PREOCUPES, TOMA TU TIEMPO, LO ESTÁS HACIENDO BIEN, TODOS HEMOS TENIDO TRABAJOS NUEVOS.
Y ES ORAR POR ELLA.
YA CUANDO UNO SE VA, ORE POR ELLA PARA Que LE VAYA BIEN EN EL TRABAJO Que APRENDA RÁPIDAMENTE.
RÁPIDAMENTE.
ESTÁBAMOS EN UN RESTAURANTE EN UNA NOCHE DESPUÉS DE TERMINAR LA CONFERENCIA Yo ESTABA CANSADA, HABÍA PREDICADO CINCO SESIONES Y ERA UNA LOCA PROBABLEMENTE ORÉ POR TODOS EN EL EDIFICIO Y SALIMOS SALIMOS A COMER Y Y TENÍAMOS UNA RESERVACIÓN Y CUANDO LLEGAMOS DIJERON Que No HACÍAN RESERVACIONES.
Y No PIENSA POR QUÉ DIJERON Que LA TOMABAN SI No LA TOMABAN.
Y TUVIMOS Que ESPERAR cuarenta y cinco MINUTOS POR LA MESA Y HABÍA UN MONTÓN DE GENTE ESE DÍA doce O MÁS PERSONAS Y LA MUCHACHA VINO A TOMAR LA ORDEN Y PARECÍA Que ESTABA NERVIOSA PERO LA TOMÓ Y LE DIMOS LA ORDEN DE BEBIDA Y REGRESÓ CON UNA BANDEJA GRANDE.
Y No HABÍA MUCHO ESPACIO ENTRE LA MESA Y LA PARED.
Y TUMBÓ LA CUESTIÓN ENTERA SOBRE DAVE.
COCACOLA AGUA, TE FRÍO, TODO EN EL TRAJE DE ÉL.
Y ÉL FUE TAN AMABLE.
ÉL LE DIJO No HAY PROBLEMA, No TE CUPAS POR ESTO, ELLA SE FUE LLORANDO, REGRESÓ Y TENÍA LOS OJOS ROJOS.
DEY FUE A BUSCAR AL GERENTE Y DIJO: No QUIERO Que ELLA TENGA PROBLEMAS, No FUE SU CULPA ESTÁ DEMASIADO LLENO AQUÍ.
Y ELLA MIRÓ DESDE EL OTRO LADO DE LA MESA Y DIJO: Yo SÉ QUIÉNES SON Y ESTABA TAN NERVIOSA PORQUE LOS ESTABA ATENDIENDO.
GRACIAS, GRACIAS A JESÚS Que Yo No ACTUE COMO UNA IDIOTA.
Dios me dijo, nunca te olvides, 3 smile, que la misma cantidad de gente PUEDES AYUDAR ES EXACTAMENTE LA MISMA CANTIDAD Que PUEDES HERIR.
POR ESO UNO No TIENE Que ESTAR ACÁ ARRIBA SI No VA A VIVIR ESA VIDA Y No SIGNIFICA Que No COMETE ERRORES, PERO HABLO DE ESTA TONTERIA DE VIVIR UNA DOBLE VIDA.
PREDICAR YA A LA GENTE Y LUEGO No HACER LO Que LES DICE.
Por favor contáctenos o visite Joycemayer.org para compartir su petición de oración.
Urase a nosotros sin compartir a Cristo y amar a la gente en el mundo entero.

Read More:   No Vivas Con Temor | Joyce Meyer
Check Also
Close
Back to top button