El verdadero significado de la Navidad – Dr. Charles Stanley

Rate this post

El verdadero significado de la Navidad – Dr. Charles Stanley

En este mensaje, el Dr. Stanley habla de ese histórico momento en el que Dios vino al mundo en la persona de Jesucristo para reconciliar a la humanidad pecadora con el Padre celestial por medio de la muerte expiatoria de Cristo en la cruz. Para más mensajes de Charles Stanley, incluyendo la transmisión de esta semana, visite www.encontacto.org/vea

La motivación de Dios para reconciliarnos con él en su comprensión de nuestra condición desvalida y su amor incondicional por nosotros que nos quería como sus hijos para ser salvo para tener una nueva vida, una nueva posición en él, escribir nuestro nombre en el libro de la vida y anticipar nuestra llegada al cielo, envidia.
HACE CUATRO DÉCADAS FUNDAMOS MINISTERIOS EN CONTACTO PARA GUIAR A TODO CREYENTE A CULTIVAR una relación más estrecha con Jesucristo Con los años hemos visto la grandeza de Dios su amor y su bendición de formas tan maravillosas que queremos que todo el mundo conozca el Señor, así que abramos la palabra de Dios y busquemoslo juntos.
Hoy en el programa en contacto el verdadero significado de la Navidad.
Si tuviera que definir el significado de la Navidad en una oración. ¿Qué diría?
Lo más probable es que la defina según la forma en que la celebra o la idea que tiene en mente.
A menudo, la Navidad va y viene, y la gente tiene variadas opiniones al respecto, pero algo que olvidan es que todo se trata de Dios y su maravilloso plan para la humanidad.
Si en verdad quiere saber el significado de la Navidad. ¿A dónde va?
Al lugar donde Dios explica con detenimiento. En lo que consiste.
Así, pues deseo hablar del verdadero significado de la Navidad, y tal vez usted piense, Mateo, Marcos, Lucas, pero no, Esos evangelios solo relatan los sucesos.
Nos dan un recuento de ellos. Pero deseo que vayamos a segunda de corintios cinco.
Aquí comenzamos a aprender lo que es el significado de la Navidad y espero que tome buenos apuntes.
Número uno. Número dos, le daré tres citas extensas que espero que escriba porque no querrá olvidarlas y un buen lugar donde escribirla es en su biblia.
En segunda de corintios, desde el versículo diecisiete.
De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es.
Las cosas viejas pasaron, aquí todas son hechas nuevas, y todo esto proviene de Dios, quien los reconcilió consigo mismo, por Cristo y nos dio el ministerio de la reconciliación.
¿Qué Dios, estaba en Cristo reconciliando consigo el mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.
Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros, o rogamos en nombre de Cristo, reconciliados con Dios.
Al que no cometió pecado, por nosotros, lo hizo pecado, que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.
Permítame aclarar algo. Cuando dice aquí que lo hizo pecado, No es que Dios haya yo a Jesús un pecador, sino que puso sobre él la carga del pecado de toda la humanidad.
Entonces, al pensar en la Navidad, mucha gente lo hace a la luz de esto piensan, por ejemplo, en la escena tradicional del nacimiento con el pesebre donde nació Jesús, ese bebé judío que nació hace dos mil años, y pensamos en cómo sus padres tuvieron que emprender aquel viaje a Belén, Luego, como el ángel habló a los pastores quienes fueron y encontraron a Jesús, Los pastores volvieron a decirle a la gente lo que habían visto y oído.
Luego, Vinieron los reyes magos con sus regalos.
Tal vez casi todos crecimos conociendo la historia de ese suceso, así que deseo darle una oración y espero que la escriba.
Sería bueno escribirlo en la parte atrás de su biblia, para que el próximo diciembre, si le pregunta, pueda decir, déjeme decirle lo que es, Así que procederé a explicarlo, es muy sencillo, pero no quiero que lo olvide.
La Navidad es la celebración, del momento histórico en el cual Dios vino a la tierra, en la persona de su hijo amado Jesús, para reconciliar consigo al hombre pecador mediante su muerte sustitutiva en la cruz.
De eso, se trata la Navidad volverá a decirlo, y así tendrá tiempo de escribirlo.
Es la celebración del momento histórico, en el cual Dios vino a la tierra, en la persona de su hijo amado, lo que explicaremos en breve, con el propósito de, o sea, de reconciliar al hombre pecador con el restaurar su relación con él, como lo hizo, no solo con su muerte, sino su muerte sustitutiva, lo que significa que él murió por otros, su muerte sustitutiva en la cruz de eso se trata la Navidad.
No se trata de pesebres, de pastores, ni de ángeles, sino se trata de la obra de Dios todopoderoso para redimir a la humanidad.
Muchos se hablan la Navidad, pero no la Navidad bíblica.
Es una Navidad que han formado en su mente y cuadra con sus planes, y subsidia respecto a la Navidad.
Así que quisiera que pensáramos en dos palabras.
Aquí, por ejemplo, son dos palabras muy importantes para entender en qué consiste la Navidad.
La primera palabra es encarnación.
Vayamos un momento a Filipinas, por ejemplo, y veamos un par de versículos, esto es la encarnación.
Vayamos a Filipinas. Dos, dice el versículo cinco, Vaya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, No estimo el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo hecho semejante a los hombres, y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte y muerte de cruz.
Por lo Dios también le exaltó hasta lo sumo y le dio un nombre que es, sobre todo, nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla, de los que están en los cielos y en la tierra, y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor para gloria de Dios, Padre, ¿quién es este bebé que Dios dijo, que toda lengua confesaría que es el señor?
La encarnación solo significa que Dios envió a Jesucristo como un bebé, quien, aún siendo Dios, nació en el mundo y creció como hombre.
Mire, él no se convirtió en el Hijo de Dios, ya lo era.
No se convirtió en Dios, ya era Dios. Siempre fue Dios.
Ya era Dios, siempre fue Dios, y vino al mundo y por una razón específica para ser posible que todos pudiéramos convertirnos en hijos de Dios.
Así que ese bebé en el pesebre era Dios en carne humana, Se trata de que Dios nos amó lo suficiente para nacer como un bebé, crecer como el hijo de Dios y morir en la cruz.
Así que la encarnación, fíjese, fue que Dios se convirtió en bebé para traernos, la salvación.
No cualquier bebé, sino un bebé nacido de una virgen, porque él era el hijo del dios viviente.
Todo eso es la encarnación. La otra palabra es reconciliación, que solo significa esto.
Traer en unidad, dejar a un lado la hostilidad para tener paz y orden entre dos personas.
Por ejemplo, si tenía enemistad con alguien más, y la relación se había roto, y uno de los dos decide queremos reconciliar todo esto, y así, pues, comienzan a dialogar, dejan su hostilidad, su enojo, sus discrepancias, y vuelven a hacerse amigos.
Eso lo hizo Dios. Dios padre, por su amor, por nosotros, Envió a su hijo unigénito Jesús al mundo a morir en la cruz, e hizo posible que el hombre tuviera una nueva posición con Dios.
Porque dice la Biblia, en romanos que somos enemigos e incapaces de salvarnos, Si vamos al capítulo cinco de romanos, dice lo siguiente y dice, porque Cristo cuando éramos débiles a su tiempo murió por los impíos.
Reconcillas son significa esto.
Fíjese, que Dios nos alcanzó, o sea, no hubo buscamos nosotros reconsiderarnos con él.
Él nos alcanzó en su espíritu de perdón e hizo posible que tuviéramos una nueva posición con él Ya no enemigos, no débiles, sino sus hijos, fue mediante el nacimiento de Jesucristo, el hijo de Dios, encarnado quien fue a la cruz y dice la biblia, vertió su sangre en el calvario para pagar la deuda del pecado del mundo.
Así, Dios hizo posible que fuéramos Él mismo pagó el precio, porque nadie más podía pagarlo.
Solo una persona sin pecado, la Biblia es muy clara y muy cificas respecto al hecho de que Jesús nació de una virgen.
En él no había elementos de pecado alguno.
Dios vino en él para que pudiéramos tener una posición y una relación diferente es con Dios.
Esas dos palabras son esenciales para entender el significado de la Navidad.
Si hubiera sido cualquier otro bebé, no habría funcionado. Si hubiéramos tratado de hacer algo, nosotros mismos no hubiera funcionado.
Enga Biblia, la reconciliación siempre es la labor de Dios. Él tomó la iniciativa.
Cuando usted aceptó a Cristo, no sé en qué situación se encontraba, pero algo es seguro.
No descifró, bueno, creo que voy a ser salvo.
Escucho a la gente decir, seré salvo cuando sea bueno esté listo, no es así.
Será salvo, sólo cuando el espíritu de Dios le dé convicción de pecado, ¿De quién es Jesucristo y de su necesidad apremiante de él?
Si está dispuesto a confesar su pecado y reconocer que él no solo es su Salvador, sino su señor, y le brinda su vida a él.
En esa confesión y arrepentimiento sea, al girar de su vida vieja, a una nueva por la gracia bondad, amor, misericordia y poder de dios, su nombre queda escrita en el libro del Cordero, y tendrá la seguridad eterna de Dios, todopoderoso, y eso es lo que Dios promete.
Por ejemplo, en Efeccious uno escuche lo que dice, en él, o sea, en esta nueva posición, en Cristo, también vosotros se habían oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, Y habiendo creído en él, fuisteis sellados en él con el Espíritu Santo de la promesa.
Que es las arras de nuestra herencia. Fíjese que es la sarra de nuestra herencia.
Hasta la redención de la posesión adquirida.
Así que, al pensar en Ga, Navidad no es todo, lo que ve, la gente va mucho más allá de todo eso, y no es que él no pueda tener un nacimiento con un pesebre y todo lo demás.
Eso está bien. Siempre y cuando entienda lo que significa.
No se trata solo de un bebé, se trata de Dios, quien se hizo niño, se hizo hombre siendo nuestro salvador.
Siempre siendo Dios. No se convirtió en Dios, siempre lo fue.
Murió en la cruz y dio su sangre por nuestros pecados.
En eso consiste la Navidad, y eso es lo que dice muy claro la palabra de Dios.
Al considerar eso, Pienso en, ¿cuál fue la motivación de Dios? Hacer esto. Dos cosas.
Primero, no podíamos salvarnos nosotros mismos. Nunca nadie ha sido salvo porque sea bueno.
La Biblia es muy, muy clara al respecto.
Sin embargo, muchas de las personas con quienes habló quizás si han llegado a cierta edad y hasta el momento lo han logrado eso creen cuando les pregunto, ¿cómo llegó a ser cristiano?
Dicen, pues, siempre lo he sido, otros dirán, bueno, no soy mala persona, soy tan bueno como cualquiera.
Y le contesto, ¿qué tan bueno es usted?
Y dicen, bueno, soy mejor que fulano y fulana sin nombrarlo, pero siempre tienen a alguien en mente, quizás todos podríamos pensar en alguien que a nuestro modo de pensar seamos mejor que ellos.
Alguien que no sea muy bueno desde nuestra perspectiva, pero no somos tan buenos como el Señor Jesús, somos pecadores.
Pero hay quienes tienen la idea de que serán salvo y aceptados por sus buenas obras.
La Biblia es muy clara. No somos salvo por obras, no por obras para que nadie se gloríe.
Sino por la gracia, el amor y la merced de Dios.
Lo que motivó a Dios a enviar a su hija a morir en la cruz fue nuestra condición desvalida, es dijo Pablo, que éramos débiles.
Y la única forma en que puede cambiar la condición de alguien delante de Dios, de indefenso, y separado de Dios, y rumbo a una eternidad sin fin, es la persona de Jesucristo, motivado por nuestra condición, y segundo, por su amor incondicional, por nosotros.
Fíjese amor incondicional significa que su amor por nosotros no está condicionado a nada, ni a lo bueno que seamos ni a lo que hayamos hecho, ni a lo que haremos, ni a cuántas buenas obras hagamos, nada de eso tiene que ver.
La motivación de Dios para reconciliarnos con él en su comprensión de nuestra condición desvalida, Y su amor incondicional por nosotros, que nos quería como sus hijos, para ser salvo, para tener una nueva vida, una nueva posición en él, escribir nuestro nombre en el libro de la vida y anticipar nuestra llegada al cielo un día.
Éramos enemigos separados de Dios, ya no es así. ¿Qué cambió eso? Dios no reconcilió.
Eso significa que él tomó la iniciativa de salvarnos.
Quizás alguien diga, Pues fui a una campaña o fui a una iglesia, escuché el evangelio sentí convicción y fui y salvo.
Tal vez allá sigo así, pero fue Dios, quien le alcanzó para darle entendimiento, así que al ver este pasaje, me doy cuenta de que Dios nos ha reconciliado con él, y lo hizo mediante su amor, su bondad y su misericordia.
Entonces, pregúntese.
Al pensar en la Navidad, sea sincero, nadie le preguntará esto.
Al pensar en la Navidad, ¿en qué piensa? Piensa en aquello con lo que nos bombardea el mundo.
Que es una actitud.
Secular respecto a un momento santo del año y sobre una vida santa.
Todo se trata de Jesús.
Se trata del proceso de reconciliación, perdón, redención y justificación, de Dios todo poderoso, Él dijo que nos redimió, nos compró, nos justificó, declaró que ya no éramos culpables, pues pagó nuestro precio.
Nos declaró cuantificados. Significa que nos apartó, y ahora en nuestro diario andar dependemos de él.
Para una vida consagrado. Quisiera que viera algo para que no lo malinterprete.
Fíjese, en segunda de corintios cinco, versículo diecinueve, dice, que Dios estaba en Cristo reconciliando con igual mundo.
¿Qué quiere decir eso?
Al decir que ha reconciliado al mundo, mucha atención a lo que diré, fíjese, él murió e hizo posible que cualquiera fuera a salvo.
¿Escuchó? Sí. Ahora, Al decir que reconcilió al mundo consigo, quiere decir que pagó la penalidad del pecado que abarca al mundo en todo el tiempo y el espacio.
Abarca todo. La muerte de una persona, Jesucristo, el hijo de Dios, solo su muerte, su sangre derramada saldó la pena del mundo entero.
Ahora, ¿acaso quiere decir que todos sean salvo? Mucha atención, No, pero pueden ser salvables.
Es posible, pero no es un hecho. Porque sin fe en el Señor Jesucristo no hay salvación.
Por lo que deseo que veamos es que la reconciliación lo abarca todo.
No hay tiempo ni espacio, donde el plan Redentor de Jesús no esté en acción y en marcha, porque ese es el gran poder de la muerte, recuerde quién murió.
Fue Dios, hijo, ¿quién murió en la cruz?
La única persona que podía, y llevó en él todo el pecado de toda la humanidad, por eso es una muerte sustitutiva.
Significa que tomó nuestro lugar.
Y en el proceso de hacerlo, ha espiado todo nuestro pecado.
Por eso alguien dirá, ¿pretende decir que solo tengo que creer en Jesucristo? Espera espera un momento.
¿Qué significa eso? Creer en el Señor Jesucristo es aceptar como verdad que Jesús es el hijo de Dios, nacido de una virgen, ese hijo encarnado de Dios, y fue a la cruz a pagar toda nuestra deuda de pecado.
No partes, sino toda, Y al pedirle perdón y confesar sus pecados, adiós, arrepentirse de ellos y entregar su vida en ese momento se convierte en hijo de Dios.
Por eso es nuestra responsabilidad llevar el evangelio a todas partes. Dice que Cristo murió por el mundo entero.
El mundo entero puede ser salvo, pero no todo el mundo conoce la verdad, y la mayoría ha rechazado la verdad.
Y en la mayoría de las regiones del mundo, no es que lo hayan rechazado, es que no saben quién es él.
Por eso nuestra responsabilidad es hablarle a ver edad, predicarla, proclamar la palabra de Dios, cantarla, a imprimirla, llevar la verdad del evangelio al mundo.
Y hay muchas religiones, pero ninguna puede salvar a una persona excepto, Jesucristo.
Jesucristo dijo, yo soy el camino.
Y la verdad y la vida nadie viene al padre, sino por mí.
O Jesucristo dijo la verdad, o no sería veraz, y he sido creyente por más de sesenta años, y él es veraz.
Todo lo que ha prometido, él hará justo lo que dijo que haría.
Y he ido a muchos funerales y he hablado con mucha gente que ha visto a sus seres queridos Partí, aquellos cuyos seres queridos no son salvo, si lo saben, no hay gozo en ese funeral.
¿Por qué? Porque saben que no volverán a verlos.
Mire, una cosa es jactarse de ser bueno y lo demás.
La verdad es que fuera de Jesucristo no hay perdón de pecado.
Cuando Cristo viene a la vida de una persona, que está dispuesta a que él gobierne y reina en su vida, todo cambia.
Hay paz gozos, felicidad, confianza y seguridad. Cuando todo se descontrolen su vida, ¿sabe qué? Siguen firmes.
Porque su confianza no está en ellos, sino en Dios Todopoderoso.
Entonces, cuando alguien pregunte, ¿cuál es el significado de la Navidad?
Este es el significado y el mensaje de la Navidad.
Dios, en su amor, Escogió, él hizo la elección, decidió venir a la tierra y pagar la penalidad suprema por el pecado, muerte por cruci ficción, con lo cual hizo posible que el hombre tuviera una relación personal con él.
Mediante la fe en la muerte de su hijo, de eso se trata la Navidad.
Le dé una definición un poco más breve al principio, con la intención de que él escriba.
Lo que deseo que veamos es el objetivo primordial de este mensaje.
Que entendamos lo que es la Navidad.
Se trata del Hijo unigénito de Dios, el dios encarnado que vino a la tierra en forma de hombre.
Para reconciliar consigo a la humanidad pecadora y desvalida, y así hacer posible, mediante la fe en Jesucristo, el Hijo de Dios.
La transformación total de nuestra vida al darnos una nueva posición y una nueva oposición, la vida eterna.
De eso se trata la Navidad. Ahora, quisiera que escriba algo más.
Oh, todavía, muy bien, todavía escribe.
Bien, entonces, déjeme preguntarle, ¿Cómo se relaciona esto con la forma en que ha pasado sus navidades?
¿Cómo se relaciona con la idea que tiene cerca de la Navidad? ¿Sabe pienso?
Si en verdad pensara así acerca de la Navidad, no emplearía tanto tiempo en centros comerciales.
Quizá diga, ¿usted no va?
Muy rara vez, no le digo a nadie que haga lo que yo hago yo en ese aspecto, solo le digo esto.
Todo se trata de él. Cuando entendemos eso, la Navidad se convierte en una historia totalmente distinta.
Está listo para la siguiente, mucha atención. Fíjese en esto.
La la Navidad es un momento histórico, en el cual Dios, en su amor incondicional, Salió del cielo a la tierra, para que un día nosotros podamos salir de la tierra al cielo.
Por toda la eternidad. Solo alguien que conozca Jesús pueda entender eso.
So, alguien que conozca a Jesucristo, tiene esa seguridad de que un día, cuando Dios nos llame a dar cuenta por nuestra vida, es un paso fuera de esta vida a la presencia del dios viviente, con seguridad y confianza de que el Espíritu Santo que nos ha sellado en el momento de ser celos y allí para llevarnos a este lugar hasta la presencia de Dios Todopoderoso.
Quizás alguien diga, bueno, no soy cristiano. ¿Qué hago entonces?
Quien quiera que sea, donde quiera que esté.
No puede ser demasiado malo para que Cristo le salve. No puede ser demasiado vil ni demasiado malvado.
No importa lo que haya hecho en el pasado. La gracia de Dios es suficiente para salvarle.
Ahora ser mejor no le salvará, como dijimos, no por obras de justicia, no somos salvo por tratar de ser bueno, sino por la misericordia de Dios, la verdad, el amor, la bondad, y la amor reconciliadora de Dios, él perdonará sus pecados.
Si está, dispuesto a pedirle, que le perdone, y le limpia y rinda su viral en este instante, puede ser salvo, donde quiera que esté lo que sea, que haya pasado en su vida, alguien dirá, pero dice esto y aquello, es indiferente de lo que haya hecho.
No se trata de lo que haya hecho usted, sino de lo que dios, está dispuesto a hacer en su vida, ahora mismo sí lo acepta, y le entrega su vida.
¿Algo es seguro? Sus navidades nunca serán las mismas, porque ahora entenderá su significado.
Mientras quizás los demás hagan otras cosas, usted entenderá que la Navidad se trata de su salvación.
Y su vida eterna, y preste mucha tensión sobre su gran privilegio de andar de la mano con Jesucristo.
Cada día, mediante cualquier circunstancia en la vida, con confianza y seguridad, de eso se trata la Navidad.
Padre con agradecido estamos de que lo hayas hecho tan claro en tu palabra.
Que no es lo que hagamos y no lo que has hecho tú.
Te pido que el Espíritu Santo le hable a cada persona que escuche este mensaje en el idioma que sea, donde lo escuche, que entienda.
Está incluido Viniste a reconciliar al mundo contigo?
Cualquiera que sea su idioma, su trasfondo, su ubicación, donde sea que viva.
Tú estás allí, listo para perdonarle sus pecados, y darles una nueva posición en ti, como hijos de Dios en tu familia para nunca perderse.
Y vivir contigo por toda la eternidad.
Donde sea que esté en Dios, hazlo sencillo para ellos, hazlo entendible, y dales el don de la salvación hoy, en el nombre de Jesús.
Amen
Si este programa ha sido de bendición para usted, por favor, visite en contacto.org.
¿Estás casi listo?
Sí, papá.
No te olvides de llamarnos cuando llegues. No, papá. Tengo algo más que quiero que te lleves.
Hijo, esto es algo más importante que puedo darte. Yo SOLO QUERÉ LO MEJOR PARA TI.
QUIERE Que PASE TIEMPO CON ÉL TODOS LOS DIAS. ASI LO HARÉ, TE LO PROMETO.
Ser más como Cristo cada día y reflejar su gloria es una aventura que dura toda la vida.
Seremos semejantes a él. Un nuevo folleto del Dr. Charles Stanley obtenga su copia gratis hoy.
¿QUÉ CLASE DE VIDA QUIERE VIVIR EN OBVIDENCIA DELANTE DE DIOS O VIVIR PONIENDO EN RIESGO SUS CONVICCIONES SOLO UN HIJO DE DIOS Que No SE DEN SUS CONVICCIONES PUEDE MANTENERSE FIRME.
MUCHOS PIENSAN Que LA BIBLIA ESTÁ EN ABULLYING
que nos enseña que ya no podemos divertirnos.
ES SATISFACTORIA. ¡ESISTO AHORITA!
¡LA PALABRA DE DIOS PARA NOSOTROS!
¡No SOLO ESTÁ AQUÍ!
¡ÉL ESTÁ AQUÍ! ASÍ Que EL LIBRO ESCRITO PARA TI!
¡PARA NOSOTROS! Para nosotros, para nosotros, de Dios
La biblia, principios de vida, de ministerios en contacto
En Contacto, estimulamos a todo creyente a cultivar una relación más estrecha con el Señor Jesucristo y apoyamos la labor de la Iglesia local.
Este programa patrocinado por ministerios en contacto.
La difusión de estos programas se hace posible por la gracia de Dios y por las oraciones y donativos de personas como usted.

Read More:   La lucha por el dominio propio – Dr. Charles Stanley
Back to top button